LA POESÍA, ES UNA GAVIOTA DANZARINA, Memorias de un Médico Rural en Venezuela.1998



José Gregorio Cárdenas
(...) yo, Carlos Eduardo Chiossone Terán, Doctor en Ciencias Médicas, nací el 14/02/ 1918 en la ciudad de Rubio, Distrito Junín, Estado Táchira, Venezuela; fueron mis padres : José Humberto Chiossone Estrada y Amelia Terán Uzcátegui,falle- cido el primero en San Cristobal en el año de 1950 y la segunda en Guama en el año de 1969. En mis ascendientes figura el abuelo paterno Don Eugenio Chiossone, originario de Italia, quien vino a Venezuela en el siglo próximo pasado ( 1800) acompañado de otro hermano y se establecieron en la ciudad de Cúcuta ( Colombia ) donde casó con la señora Rosalía Estrada ( cucuteña ) y fundaron una casa comercial de venta de ropa y telas de casimir, provenientes de la casa Fontana de Italia; pero en el año de 1875, debido a un terremoto que destruyó por completo a Cúcuta,se mudaron a Rubio y allí nacieron mi padre y tíos paternos, como también nosotros que conformamos la familia CHIOSSONE TERÁN. "
Tomado de la obra : Memorias de un Médico Rural en Venezuela.1998.( pg 11 ).
Autor: Dr Carlos Eduardo Chiossone Terán.
Es una obra sencilla y singular, que dice de la vida de un médico en su patria Venezuela, y nos trasciende con potente voz hasta todas las generaciones posteriores de la cabida humilde y sencilla de su entorno familiar en cada espacio geográfico de nuestro país y enfrentarse desde muy joven a las calamidades infinitas que padece la Venezuela del siglo xx en toda su extensión. Este dulce personaje, Carlos Eduardo Chiossone Terán, lo recuerdo haciendo vida profesional en la médicatura rural de Boraure ( 1960-65 ) ya estaba casado con la señora Carmen Ortega de Chiossone. Su periplo de médico rural en el país lo llevó a laborar durante 40 años de servicios en la medicina y sus diferentes complejidades. Estaría en Urachiche,Farriar,Nirgua, Aroa y Guama; donde se establece definitivamente con su familia.Vivió en la calle Bolivar, N.96-A, eramos vecinos, su voz entrecortada, era amena y respetuosa, de caminar lento y siempre cabizbajo, no negaba un favor a la gente necesitada del pueblo.
Recuerdo el trepidar de su pequeña máquina de escribir y su letra imposible de leer muchas veces.Lo recuerdo sentado debajo de los almendrones al frente de su casa, recibiendo el aire de la tarde en aquel pueblito yaracuyano, que le prestó sus alas para el descanso definitivo a su indomable espíritu batallador. Guama sigue en mora con este ilustre personaje, que tantas atenciones brindó al pueblo necesitado del Yaracuy. En el fondo la medicatura de Guama ( 1946) en sus inicios.
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

1 comentarios:

  1. Fué el Dr. Chiossone quien me atendió en La Medicatura Rural de Guama en el año 1959 cuando un jeep conducido por un conductor de nombre Gustavo Medina me atropelló accidentalmente y sin culpa con su vehículo

    ResponderEliminar