Le fracturan el tabique a médico por protestar y lo encarcelan junto a tres compañeros



Con dos médicos y dos choferes de ambulancia a la orden del Ministerio Público terminó la protesta del personal del Hospital Adolfo Pons. La sentencia para los detenidos es enviarlos al retén de Cabimas. Los cuatro tienen hematomas por el cuerpo por la paliza de los oficiales, pero a uno de los galenos le fracturaron el tabique cuando lo  llevaban al comando.
La manifestación comenzó a las 8:00 am. El personal terminó su guardia y trancó la avenida Fuerzas Armadas. Los dos choferes de la ambulancia se unieron, acomodaron los vehículos en la carretera para exigir cauchos nuevos. En la calle no hubo inconvenientes, cuando regresaron al centro de salud los sorprendieron los funcionarios de Orden Público de la Policía regional, detalló uno de los médicos.
“Querían llevarse a los dos choferes por mover la ambulancia. Hicimos una cadena humana para impedirlo y los policías empezaron a golpear a todos”.
Los trabajadores más osados sacaron sus celulares y grabaron el enfrentamiento. Los oficiales arrastraron a un médico por las piernas, jalaron a las enfermeras y residentes por la cabellera. “Quien los comandaba ordenó  llevarse a los choferes, cayera quien cayera”.
En la trifulca hubo destrozos en el centro asistencial y golpearon hasta a los pacientes. Los oficiales cumplieron la orden, se llevaron a los dos conductores y a los médicos residentes Sergio Fuenmayor y William Ferrer, a este último le fracturaron la nariz y le partieron los lentes.
Los cuatro detenidos permanecen en el comando Norte de la Policía regional. “La Fiscalía ordenó el traslado al retén de Cabimas”, informó Dianela Parra, presidenta del Colegio de Médicos- seccional Zulia. Hasta las 7:00 pm los gremios gestionaban la liberación de los profesionales y los dos obreros.
Los motivos
El personal se cansó. No esperó que sus dirigentes gremiales actuaran y salieron a protestar. Deben trabajar sin agua, sin baños, sin insumos, sin alumbrado, sin equipos y sin salario digno.
El hospital funciona con solo 40% del personal médico. La falta de medicamentos está obligando a darle el alta a los pacientes para que compren su tratamiento y luego regresen, denunció Hannia Salazar, presidenta del Colegio de Enfermeras.
“Ninguno quiere renunciar a su labor. Han elaborado horarios de hasta 24 horas para no abandonar a los pacientes. Pero la situación es insostenible”.
No hay respuesta del gobierno regional ni nacional. La falta de un director nacional en el Seguro Social impide que se tomen acciones para mejorar, detalló Salazar.
Mientras se ordena la detención del personal, los pacientes esperan en la sala de urgencias. Se les llevaron a los médicos y les dejaron policías para que impidan y repriman a quienes se quejan por la falta de dotación y el deterioro de la infraestructura.

 Cactus24
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario