Agenda: REALIDADES… Lisandro Galup


“Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos”. Confucio

Había prometido comportarme como un bohemioy no hablar de ciertas situaciones por las que atraviesa nuestro país  conla finalidad de evitar lugares comunes, y referirme a aspectos que por lo conspicuos y palmarios resultarían, algo así, como llover sobre mojado; no obstante y considerando que el cántaro ha ido tantas veces al agua y al parecer posee, como el gato, siete vidas y cada una de ellas  permite que, aun safándose y cayendoal suelo no se rompa, me ha resultado en extremo difícil, no hablar de la situación social y económica, política y hasta religiosa por la cual atravesamos los venezolanos, pero que, gracias al Mundial de Futbol, se espera disminuya un poco la presión al suministrarle alimento deportivo a la esperanza.
Comenzemos con el aspecto económico-social que realmente acogota al venezolano, independientemente de su afiliación política ni de si recibe, por casualidad, alguno de los bonos que el gobierno, en su afán de combatir el resultado de sus malas políticas conómicas ha implementado, y que aún personas con un grado educativo aceptable, tratan de defender, pero que su aspecto físico los delata como seres golpeados por la situación. Realmente es preocupante ver y sentir los estragos que la hiperinflación está causando entre los venezolanos y más aun en aquellos que solo dependen de uno que otro bono. Pareciera que vivimos en un mundo irreal donde la producción en todos los sectores está próxima a tocar fondo, los precios se empeñan en competir con los diferentes tipos nubes, la calidad de los escasos productos deja mucho que desear, y así pudiéramos enumerar múltiples situaciones y, mientras esto sucede, los sueldos y salarios se mantienen inalterables, lo cual permite que la velocidad con la cual aumentan, no solo los productos de primera necesidad sino de segunda, tercera, cuarta, etc., etc., deje muy atrás los mismos; y como ya sabemos, quienes viven de una pensión más una jubilación, lamentablemente, tienen que hacer de tripas corazón para no morir en el intento de mantenerse y menos mantener a sus nietos quienes en la mayoría de los casos cohabitan con ellos. Es realmente preocupante la marcada disminución de la calidad de vida del venezolano, y no hacemos cosa alguna.
Pero, ¿Quiénes son los encargados de crear conciencia en la ciudadanía y hacernos abrir los ojos ante la critica situación que vivimos? Indudablemente que todo pasa por nosotros mismos y no debemos esperar que otros hagan lo que debemos hacer. Es hora de redireccionar nuestras energías y en principio utilizar gran parte de ésta en crear gruposconcientizadores en cada uno de los sectores donde hacemos vida. Es hora de hacer ver que vamos por el peor camino posible, que las limosnas se acabarán y con ellas nuestra libertad.  Es hora de dejar de hacer colas en los diferentes establecimientos en búsqueda de soluciones alimenticias y hacer, no una, sino muchas “mega colas” frentea las instituciones encargadas de ofrecer al pueblo la calidad de vida que se merece constitucionalmente. Es hora de dejar de ver a la Fuerza Armada como un enemigo y hacerles ver que tenemos un enemigo en común que amenaza lo mas preciado del ser humano: la libertad. Es hora de hacerles ver a los “vetustos líderes” políticos que mucho ayuda quien no estorba. En fin, es hora de unir esfuerzos y organizarlos en pos de un fin supremo y remar con fuerza en la misma dirección y sentido, sin despotricar de quien no lo haga, pero si apartando, a quienes pretendan con su accionar, entorpecer el rumbo trazado. Es hora de entender que el enemigo está al frente y los infiltrados serán solo eso , infiltrados y que no importa cuan alto lleguen en la pirámide, ya que donde se detecten, la ciudadanía sabrá ubicarlos. Es tiempo de invertir los roles y los políticos y sus partidos deberán pensar seriamente en el futuro que han de querer para su país y para ellos.
En cuanto a lo religioso, los máximos Jerarcas deben tambien pensar que sus acciones incidirán positiva o negativamente en el desarrollo del país y de sus iglesias, por ello es hora de actuar unidos en pos de lograr un sostenido desarrollo y mejorar la calidad de vida de los venezolanos, quienes de alguna manera son sus fieles.
OTRA COSA
Comienzo escribir esta columna y me entero de la muerte del siempre amigo Cruz Ramón Galíndez. Que en paz descanse y que la tierra le sea leve. Fortaleza y resignación a quienes le sobreviven.
Viva el mundial de futbol, ya retomaremos con fuerza nuestro diario trajinar por este calvario en el cual se ha convertido nuestro país Venezuela.
DelcyEloinaRodriguez, nueva Vicepresidente de la República, ¿Qué se puede esperar? Stella Lugo, ministra de turismo, un ejemplo basta: situación del estado Falcón. Como puede inferirse, Diosdado ha de pelar el ojo ya que poco a poco le muestran la salida,su esposa cambiada a un ministerio “inexistente”. El río se revuelve.

Opinión  Lisandro Galup

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario