Guyana y Venezuela en desacuerdo sobre proceso de disputa territorial ante CIJ

Foto: AVN/Archivo


Guyana y Venezuela no logran ponerse de acuerdo en su vieja disputa territorial: Caracas rechazó este lunes participar en un proceso para dirimir la controversia sobre el territorio del Esequibo ante la Corte de La Haya, a la que Georgetown por su parte pedirá decidir a su favor.
AFP
Venezuela se negó a participar en el proceso sobre el territorio -rico en minerales y bosques- impulsado por Georgetown ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y pidió a Guyana reanudar negociaciones.
En reacción, Guyana anunció que solicitará a la CIJ decidir a su favor, apoyándose en el artículo 53 del estatuto de esa instancia, que establece que “cuando una de las partes no comparezca ante la Corte, o se abstenga de defender su caso, la otra parte podrá pedir a la Corte que decida a su favor”.
“Guyana espera que, a su debido tiempo, Venezuela reconsidere su posición y decida comparecer ante la Corte y defender su caso”, señala un comunicado del ministerio de Exteriores.
Georgetown advirtió que si persiste la negativa del gobierno de Nicolás Maduro a participar en el proceso, las reglas de la Corte le permiten -tras una audiencia- emitir una “sentencia final que sea legalmente vinculante tanto para las partes participantes como para las no participantes”.
Sin jurisdicción
El gobierno venezolano, representado por la vicepresidenta Delcy Rodríguez y el canciller Jorge Arreaza, expresó su decisión durante una reunión convocada por la CIJ en La Haya, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.
“Venezuela (…) ha comunicado al Presidente de la Corte (Abdulqawi Ahmed Yusuf), mediante misiva suscrita por el presidente (…) Nicolás Maduro Moros, su decisión soberana de no participar en el procedimiento que pretende incoar Guyana”, subrayó.
Venezuela alega que la CIJ carece “de jurisdicción sobre una acción planteada unilateralmente” por Guyana.
El pasado 30 de marzo, con el mismo argumento, Caracas había rechazado la posibilidad de un “arreglo judicial”.
Un día antes Guyana pidió a la CIJ que resolviera el conflicto, luego de que el 30 de enero el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, derivara a esa corte la disputa fronteriza de más de un siglo.
En el comunicado divulgado el lunes, Venezuela llama a Guyana a “reanudar las negociaciones de buena fe con la más amplia, sincera y mejor disposición para alcanzar el arreglo práctico y satisfactorio para ambas partes”.
Venezuela reclama soberanía sobre la extensa región del Esequibo, que abarca una zona marítima con importantes recursos petroleros.
Guyana, excolonia británica, sostiene que el límite del territorio fue establecido en 1899 por un tribunal de arbitraje, el cual nunca ha sido reconocido por Venezuela.
El conflicto, tras años de calma, volvió a caldearse en 2015, cuando se anunció un hallazgo significativo de crudo en una concesión offshore otorgada por Guyana, que según Venezuela está en aguas en disputa.
Venezuela reivindica el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 con el Reino Unido antes de la independencia de Guyana, en el que se establecían bases para una solución negociada y se anulaba el tratado de 1899 que definía la frontera común.
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario