Pedro Sánchez ofrece València como puerto para el ‘Aquarius’

  • El alcalde Joan Ribó ve “inhumano” dejar un buque con 600 refugiados “a la deriva”
Pedro Sánchez ofrece València como puerto para el ‘Aquarius’

http://www.lavanguardia.com
El Gobierno de España ofrecerá a la ONU la ciudad de València como “puerto seguro” para el barco ‘Aquarius’, que navega con 629 inmigrantes y refugiados rescatados por MSF y Sos Mediterranée, cuya entrada a Italia ha sido impedida por el nuevo ministro del Interior, Matteo Salvini. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también había ofrecido su puerto.
Pedro Sánchez ha dado instrucciones para que España “cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias”, ha destacado el Ejecutivo en un comunicado. “Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer ‘un puerto seguro’ a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional”, añade. El destino será València previa coordinación con la Generalitat valenciana.
Por su parte, el president Ximo Puig ha asegurado que ya se lo ha comunicado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y ha asegurado que es una buena noticia para España y València, que son consideraros abiertos y hospitalarios.
El barco 'Aquarius' de la ONG francesa SOS Méditerranée
El barco 'Aquarius' de la ONG francesa SOS Méditerranée (Christophe Petit Tesson / EFE)
No queremos otro Aylán”
JOAN RIBÓ, ALCALDE DE VALÈNCIA
El alcalde de ValènciaJoan Ribó, ha recordado la condición de València como “ciudad refugio” y ha considerado “absolutamente inhumano que se deje un barco a la deriva en esa situación”. Por ello, ha dicho que desde la capital valenciana “vamos a mover todos los dispositivos para que si no hay otra posibilidad València sea el sitio de atraque” de este buque. “No queremos otro Aylán”, ha zanjado.
Ya han comentado la propuesta Ximo Puig, Joan Ribó, Mónica Oltra, así como la Autoridad Portuaria y las ONG que trabajan con personas migrantes. “València tiene puerto y, por lo tanto, vamos a hacer las gestiones para que sea lo que ha pretendido ser siempre y no se le permitió en su momento, una ciudad refugio”, ha subrayado.
El barco Aquarius
El barco Aquarius (Karpov / AFP)
“Queremos abrir ese corredor de la esperanza en el Mediterráneo”, ha manifestado Oltra, quien ha lamentado que este mar, que siempre ha sido “un puente entre personas y culturas”, se esté “llevando miles de vidas” y “convirtiendo en una fosa común de la vergüenza”. Valora que València pueda ser “la puerta de entrada para que se acabe el calvario de estas personas”.
Oltra ha destacado que la Comunitat Valenciana quiere hacer efectivo aquello que defendió hace tres años tras el cambio de gobierno en la Generalitat de que era ésta era “una comunidad de acogida”, y poner en marcha el dispositivo “que lleva tanto tiempo preparado”. Considera que el caso del Aquarius es de “urgencia y emergencia humanitaria” ya que solo les queda comida para 24 horas.
El barco va a la deriva después de que Italia lo rechazara
En el barco de la ONG francesa Sos Méditerranée viajan 629 inmigrantes rescatados en las últimas horas, de ellos 123 son menores no acompañados, once niños pequeños y siete mujeres embarazadas. El barco va a la deriva por el Mediterráneo después de que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, declarase el pasado domingo que “Italia comienza a decir ‘no’ al tráfico de seres humanos” y a la inmigración ilegal, en un mensaje en las redes sociales. Además, Salvini y el ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, del Movimiento 5 Estrellas (M5S), pidieron en un comunicado que “Malta asumiera sus responsabilidades” y acogiera a estas personas.
En una entrevista, el estadounidense David Beversluis, uno de los doctores de Médicos Sin Fronteras (MSF) que se encuentran a bordo del “Aquarius”, alertó de que no tienen “suficiente comida” para los 629 inmigrantes que llevan a bordo. Beversluis afirmó que “tienen agua y alimentos para todos, pero solo para hoy y no van a tener suficiente para mañana”.
Voluntarios ayudan a los refugiados e inmigrantes del barco 'Aquarius'
Voluntarios ayudan a los refugiados e inmigrantes del barco 'Aquarius' (Karpov / AFP)
El relato de periodistas españoles a bordo del barco: “Empiezan a saltar chispas por cuestiones de espacio; los migrantes se están agrupando por nacionalidades y se están creando guetos. La solución debe ser rápida”
En el buque viajan junto a los migrantes la periodista de RNE Sara Alonso y el fotoperiodista Óscar Corral -junto a una tercera reportera de El País- quienes han alertado a la agencia EFE de que la comida podría acabarse pronto.
Dentro del barco, “la gente está preocupada porque no tiene información, quieren que les dejen cargar el teléfono móvil para hacer llamadas y avisar a su familia y estamos en medio del Mediterráneo”, ha relatado Oscar Corral, que con su trabajo está poniendo rostro a los protagonistas de este drama. “Hace calor y se han colocado lonas, pero empieza a haber problemas de espacio; hay momentos de tensión porque en toda la mañana el barco no se ha movido y no tienen ningún tipo de información”, ha añadido el fotoperiodista de El País.
Corral opina que “la solución debe ser rápida” porque los responsable del barco aseguran que la gestión de la comida no está calculada para muchos días. “Hay que dar una solución porque la comida se va a acabar”, explica este reportero, quien alerta de que “empiezan a saltar chispas por cuestiones de espacio; los migrantes se están agrupando por nacionalidades y se están creando guetos”.
Hay 15 personas con “quemaduras químicas serias en el cuerpo debido a la mezcla entre el agua del mar y el gasóleo durante la travesía”
A los inmigrantes ya les empieza a pesar el cansancio por los días de navegación, ya que algunos fueron rescatados el pasado sábado y la capacidad del barco no es suficiente para estar tantas jornadas en el mar. “La gente ya está muy cansada, llevamos dos días aquí dentro del barco, más la jornada de fuera”, ha alertado Sara Alonso, periodista del área internacional de RNE, quien ha detallado que los hombres duermen en la cubierta del buque, mientras que las mujeres y los niños en el interior.
Uno de los sanitarios de Médicos Sin Fronteras que está atendiendo a los migrantes, David Beversluis, también alerta de que a partir de mañana no tendrán “suficiente comida”. “Tienen agua y alimentos para todos, pero solo para hoy y no van a tener suficiente para mañana”. Por el momento, la mayoría de los inmigrantes presenta síntomas de cansancio y deshidratación y mareos que el personal del barco puede atender, ha señalado el facultativo, quien advirtió de que la situación puede empeorar si se mantiene mucho más tiempo esta situación de “hacinamiento y estrés”.
Aunque crece la preocupación por el estado de algunos migrantes, como las mujeres embarazadas y también “15 personas con quemaduras químicas serias en el cuerpo debido a la mezcla entre el agua del mar y el gasóleo durante la travesía”. Otros 790 inmigrantes, rescatados ayer en el Mediterráneo, esperan en otro barco de la Guardia Costera italiana a que también se les indique un puerto para desembarcar.
Inmigrantes en el Aquarius
Inmigrantes en el Aquarius (Karpov / AFP)
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario