Mario Moronta: Aquí hay un desgobierno encerrado en una cúpula de cristal en Caracas


Angélica Antía Azuaje .- Monseñor Mario Moronta, obispo de la Diócesis de San Cristóbal, estado Táchira, criticó este martes al presidente de la República, y más generalmente, a los dirigentes políticos que no “escuchan al pueblo”. Mientras no hagan eso, agregó, no hay voluntad de resolver los problemas.
Así lo dijo en el programa de Vladimir Villegas por Globovisión con motivo de haberse celebrado ayer la festividad del Santo Cristo de la Grita, al referirse a los problemas del estado.
“Esperar en la cola para echar gasolina es una pérdida de tiempo… el feriero o el privado que tiene su carrito para movilizarse a su trabajo está perdiendo el tiempo porque no lo está ganando en otras cosas. Y nosotros estamos cansados aquí en el Táchira de tantas medidas, que si el chip, que si un censo (con relación al censo automotor), porque no es la primera vez que se hace un censo; estamos cansados de que se nos diga que, bueno, que el problema es la guerra económica…”
“¿Usted no cree en eso?”, le preguntó Villegas.
“Yo lo que creo es que no hay voluntad para resolver el problema (de la gasolina)… busquen soluciones no solamente con los grandes expertos petroleors; pregúntenle al usuario… pregúntenle al comerciante; al agricultor… Además del problema de la escasez del combustible, además del contrabando, también la sinvergüenzura de aquellos que hacen cola sencillamente para quitarle el cupo a otro… porque ellos van a vender la gasolina después…”
“Hay complicidad de los que tienen que estar pendientes, porque, ¿dónde esta la Guardia Nacional? ¿Dónde está la policía? ¿Dónde está la Policía Nacional de Colombia? Porque ellos tampoco son unos santos. ¿Y donde están las autoridades? ¿Y porque al pobre campesino o al pobre ciudadano que va a llevar algo a Cúcuta o que trae algo de Cúcuta lo revisan, lo requisan, le rebajan la dignidad humana, le quitan todo lo poquito que tiene pero nadie se mete, cosa curiosa, con las mafias?”
Denunció en particular una mafia que se está llevando jóvenes a Colombia y otras partes para dedicarlos a la prostitución. “Y ellos tienen que pasar por las alcabalas de la Guardia. Es una sociedad de cómplices, y que cuando tú lo denuncias, o te descalifican, lo te amenazan, o sencillamente dicen: algún día dejará de hablar. Y yo no soy de los que creen que hay que alentar una explosión social, porque yo soy un hombre de paz… pero yo sí creo que no podemos pedirle resignación a la gente. Por eso hablaba hace un rato de que los políticos, cuando consideren que el hombre y la mujer de a pie… son el sujeto social del cambio, cuando eso lo tengan en cuenta los políticos, comenzarán a cambiar muchas cosas. Y por ahí es donde tenemos que dar la lucha o la batalla”.
Y luego remató: “Todo es porque hay un desgobierno. Lamentablemente hay un desgobierno. El gobierno no puede estar solamente en Caracas encerrado en una cúpula de cristal, sino que tiene que estar donde tiene que estar y el Presidente tiene que escuchar al pueblo. Y no solamente el Presidente sino los Ministros tienen que escuchar al pueblo, y a sus dirigentes que están haciendo declaraciones criticas, y a la oposición…. Pero también tiene que escuchar a la gente. Yo no he visto a ningún dirigente político haciendo cola para comprar pan, para compar gasolina… es mi forma de pensar”.
El Frente Amplio
“Antes de contestarte la pregunta te voy a decir que a ese Frente Amplio le falta mucha gente. Seguimos con el mismo problema del puntofijismo. Pacto de élites… Ahí (en el Frente Amplio) no está representada la parte popular. Ahí no hay representación popular. Ahí no hay gente de pueblo. ¿Por qué? Porque los políticos no se sienten pueblo. Y sí, hay una representación de la Iglesia pero no es una representación oficial, pero yo siempre he dicho, y en la Conferencia Episcopal lo he indicado, que necesitamos algo que los años 80 y pico, 90, el diálogo con representantes – puentes, le dijo Villegas – para escucharnos mutuamente”
Paro nacional
“Un paro nacional. Yo te voy a hacer una pregunta: ¿Y que hacen los ferieros y los productores de leche? Esos no los pueden parar. ¿Y qué hace la gente que de verdad necesita, en este momento trabajar, para subsistir?”
“Y hay una parálisis ya de la situación económica”, intervino Villegas.
“Entonces es muy fácil desde las cúpulas decidir cosas que no tienen que ver con la gente. Yo sí creo que se necesitan acciones pero son acciones que nazcan del pueblo, no que induzcan al pueblo a mayor desesperanza, mayor resignación. Ya sabemos que cuando se toman estas decisiones cupulares, el que sale perdiendo es el pueblo. Es el único al que van a reprimir…”
Sobre las jornadas de protestas del año pasado, Moronta dijo que lo que quedó fue “mucho desconsuelo, mucha desilusión, mucho desengaño y mucha frustración. ¿Por qué? ¿Cuándo terminaron las guarimbas? Cuando el Gobierno convocó a unas elecciones y la oposición se fue, olvidándose de los muertos, del dolor de las mamás. La dirigencia no puede ser una dirigencia de élite, de cúpulas, sino una dirigencia que esté metida con la gente”.
Sobre la ANC, Moronta criticó su convocatoria, “la manera cómo se hizo”. “Y si la asamblea nacional constituyente era para crear una nueva constitución, ¿dónde está su fruto? La forma en la que se convocó… y a la hora de la verdad, aunque digan que se consulta al pueblo, no se está consultando al pueblo y el verdadero sujeto, vuelvo a insistir, tiene que ser el pueblo”.
Discurso antipolítico. “Ahí es donde falta la inteligencia y la estrategia de los políticos, tanto del gobierno como de la oposición. Si yo soy un buen político, me meto dentro de la gente para promover allí una fuerza política… el discurso antipolítico es porque hay un cansancio y porque hay una decepción con muchos dirigentes políticos”.
La Fuerza Armada. “La Fuerza Armada tiene que ser lo que dice la misma Constitución. Tiene que estar al lado del pueblo y no de una parcialidad política. Yo creo que les hace falta mucho todavía caminar en ese sentido”.

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario