Se requieren aproximadamente 130.000 educadores para cubrir el éxodo de profesores


exodo-profesores

El nuevo período escolar 2018-2019 ha reflejado tanto en colegios públicos como privados, la magnitud de la crisis económica, política y social que vive Venezuela, ya que en la actualidad, no solo podemos hablar de las condiciones y carencias con las que cuentan algunos centros, sino a su vez del innegable éxodo de alumnos y profesores a nivel nacional.
La Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas, indicó en días pasados que el 30% de los profesores que laboraban en colegios han emigrado, y que hacen falta al menos 130.000 educadores para cubrir las ausencias en la nómina.
El coordinador de la ONG Memoria Educativa e investigador de la Universidad Central de Venezuela, Luis Bravo Jáuregui, aseveró que la situación económica que vive la nación petrolera es el motivo principal de esta crisis escolar, puesto que la mayor parte de los colegios privados dependen de la matricula y su cantidad de alumnos para subsistir.
“Ya sabemos que la inflación pasó a ser hiperinflación, y en educación, que es una actividad costosa, habrá una baja. Nunca se han cerrado escuelas públicas, pero sí privadas. A ellas también debemos prestarles atención”, sentenció, según lo reseñado por El Nacional.
Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados, Fausto Romeo, indicó que las medidas económicas implementadas por el Gobierno Nacional, entre ellas el aumento del salario mínimo a 1.800 bolívares soberanos, han supuesto un desafío para los colegios, cuyos directivos muchas veces se han visto desorientados a la hora de calcular el nuevo coste de nómina y matricula.
Por tal motivo, el experto aconsejó a los institutos privados contar con ciertos estrategias para adaptarse a la situación.
“Deben estar afiliado a alguna asociación, seguir las recomendaciones y trabajar en equipo con las sociedades de padres, madres y representantes”, enfatizó.
Tan solo en el caso de los colegios de Fe y Alegría, una de las iniciativas de educación privada más sólidas y amplias de Venezuela, también se encendieron las alarmas cuando advirtieron que al menos 50% de los estudiantes no habían renovado la inscripción a finales del período escolar pasado.
“Estamos en medio de un contexto difícil: algunos padres están de viaje, otros no pueden ir por problemas de transporte o de efectivo”, comentó la coordinadora de Madres Promotoras de Paz de esa institución.
De igual manera, Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros, sentenció que pese al ausentismo que se evidenció durante la semana de inicio de clases, aún es pronto para saber hasta qué punto la diáspora ha incidido en la deserción escolar y en la renuncia de docentes.
“En efecto el comienzo ha sido muy pobre, pero de alguna manera siempre es así. Nosotros aspiramos a que en las próximas semanas podamos tener una información más completa y oficial”, señaló.   reseña Sumarium
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario