Migrantes hondureños avanzan en México camino a la frontera de Estados Unidos


EFE

La caravana de migrantes hondureños que se dirige a la frontera con Estados Unidos, llegó este domingo a la ciudad mexicana de Tapachula entre exhortos de las autoridades de migración para regularizar su estatus legal.
Al menos 2.000 miembros de la caravana que lograron superar las exigencias migratorias impuestas por Méxicosalieron a primera hora del paso fronterizo de Ciudad Hidalgo (México) para una jornada a pie de unos 40 kilómetros hasta Tapachula, donde pernoctarán.
El objetivo de la caravana es alcanzar la frontera de México con Estados Unidos, lo que supone un recorrido de 2.000 kilómetros hacia la zona noreste o de casi 4.000 kilómetros si se opta por la ruta del noroeste que lleva a Tijuana.
En el puente fronterizo de México y de Guatemala quedaron varios centenares de migrantes hondureños a la espera de ser atendidos por la migración mexicana, o en su caso, intentar adentrarse en México en cruces ilegales por el río Suchiate, la frontera entre México y Guatemala.
La caminata de migrantes se extiende por varios cientos de metros por la carretera y a lo largo del camino, algunos pobladores se acercan a ofrecerles agua, alimentos y otros enseres de higiene personal, como son los pañales desechables para los bebés.
Asimismo, se observa al personal del Instituto Nacional de Migración así como representantes de organismos civiles y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) han acompañado la marcha de los migrantes hasta llegar a Tapachula, la segunda ciudad más importante del estado mexicano de Chiapas.
El Comisionado Nacional de Seguridad de México, Manelich Castilla, declaró a la prensa mexicana que el Gobierno de este país decidió acompañar el andar de los migrantes a fin de que se mantenga el orden en la misma.
El delegado del Instituto de Migración, Francisco Echavarria, dirigió un mensaje a los caminantes a que regularicen su estadía en México y les reiteró que este país les ofrece la posibilidad de solicitar la condición de refugiados.
"No pueden continuar en territorio mexicano de manera irregular", señaló Echavarría a los migrantes al pedirles que respeten los canales legales para regular su estadía y ofrecerles un sitio en los albergues que el Gobierno ha establecido para esta ocasión.
No obstante, la mayoría de los migrantes hondureños se abstiene de aceptar la oferta por el temor a ser deportados, un destino que parece inexorable para los 900 de sus compatriotas que según el gobierno mexicano cruzaron de manera irregular por el río Suchiate.
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario