Venezuela Sub-23: El equipo que puso nuevamente al beisbol criollo en las alturas

Los cuatro visitaron el Bloque De Armas/ Fotos David Urdaneta
Los cuatro visitaron el Bloque De Armas/ Fotos David Urdaneta
BEISBOL VENEZOLANO
Manuel Vargas Vilera| @MA_Vargas7
Para muchos países en el mundo Venezuela es conocida por muchas cosas, entre ellas su comida y paisajes naturales increíbles, sin embargo hay dos cosas que siempre sobresaldrán por encima del resto: sus bellas mujeres y el beisbol.
Ciertamente en lo segundo siempre se han destacado figuras individuales en el plano internacional, sin ir más lejos el último MVP de la Liga Americana es el venezolano José Altuve; pero en el plano de conjunto el combinado criollo se había dormido un poco en los laureles, hasta ahora. Con el bronce que consiguió Venezuela en el Mundial Sub-23 de Colombia, la Vinotinto le ha dado, como dijo el manager  Caros Moya, un “merecido buen puesto al béisbol venezolano”. 
La selección nacional realizó un gran papel en el campeonato celebrado en tierras cafeteras y tras un duro esfuerzo están recogiendo unos frutos que sin duda quedarán también para el futuro. Por eso Moya, junto con los peloteros Leandro CedeñoYoel Romero y Jesús Lujano, estuvieron en el Bolque De Armas conversando con el Diario Meridiano sobre su experiencia en el torneo, algunos aspectos sobre la preparación y lo que representó quedar en el podio.
Una experiencia inolvidable en Colombia
El conjunto criollo logró quedarse  con el tercer lugar en campeonato Sub-23, algo que llenó de orgullo no solo al equipo, sino también al país. El estratega de la Vinotinto mostró ese orgullo al decir que lo que vivió en Colombia ha significado plantar una semilla que puede servir para el futuro.
“La experiencia fue muy grata, porque pude compartir con unos muchachos que son el futuro del béisbol de país. Estuvieron a la altura y creo que le han dado un puesto merecido al beisbol venezolano. Con ellos ha empezado un ‘rescate’, por así decirlo, del beisbol criollo a nivel internacional”, acotó.
Moya también destacó que jugar ante grandes equipos y sobresalir como el mejor tercero te coloca en otro nivel. Además, es la primera vez que Venezuela se mete entre las mejores en un torneo internacional, en la era moderna, por lo que de Colombia puede ser la ventana para que “el mismo pelotero se entusiasme para jugar, el mismo pelotero llame porque quiere participar en los campeonatos internacionales y eso le va a dar un beneficio muy grande al país”. 
“Ahorita somos los terceros del mundo y me siento un manager ganador. En total, llevo 20 compromisos internacionales con la Vinotinto y he ganado 18 y he perdido dos nada más. Ganamos el oro el año pasado el oro en los Panamericanos, ante México precisamente, y ahora la medalla de bronce. Quiere decir que no fue ‘leche’, fue actitud”, señaló el técnico.
Representar a tu país siempre es algo que llena de orgullo a cualquier persona, en cualquier ámbito; ese sentido Cedeño comentó que la ilusión por representar a Venezuela siempre estuvo presente y experimentarlo en el país vecino lo llenó de satisfacción. Además, añadió que aunque la ilusión era llevarse la presea dorada, más tras “haber podido ganar los primeros cinco juegos en la primera ronda”, de igual forma “fue un orgullo poder llegar al podio”.
Una preparación de calidad
Conquistar el tercer puesto no fue tarea fácil. Para ello se trabajó muy fuerte desde muchas semanas antes de que iniciara el torneo y se hicieron partidos de preparación ante equipos de la LVBP, así lo dijeron tanto Cedeño como Moya, pero la clave del éxito la dio Romero al decir que, a pesar de que algunos como él fueron seleccionados en las últimas semanas, se logró hacer un equipo muy unido.
“Yo llegué tarde. Faltaba semana o semana y media para que eligieran, pero gracias a Dios el tiempo que estuve con los muchachos pudimos lograr esa química que se necesitaba para unirnos y para irnos como un equipo que parecía que llevaba jugando desde hacía muchos años”.
A la Súper Ronda de forma impecable
Gracias en gran parte a esa buena preparación la selección venezolana se clasificó a la instancia final del campeonato de manera invicta. Venezuela fue una de las sensaciones del campeonato por su buena ofensiva, su sólido pitcheo y su béisbol atrevido; para Lujano una de las claves de esa clasificación perfecta a la Super Ronda fue que tras la primera victoria el equipo empezó a demostrar todo su potencial.
“Nosotros nos crecimos tras ganar el primer juego. Nos compenetramos más, nos unimos más y nos enfocamos con mente positiva. A partir de eso primer juego mejoramos y enfocamos cada partido con mente ganadora, porque eso era un día a día; es decir que no podíamos esperar y decir ‘mañana hay otro juego’, debíamos ganar, ir inning tras inning, juego a juego, haciendo las pequeñas cosas y eso fue clave”, indicó.
Si se llegó a la Súper Ronda invitos se logró por buenas actuaciones como la remontada ante República Dominicana. Cedeño explicó que “con el juego 1-0, a favor de ellos, nos hicieron un doloroso out en home y ahí yo dije: ‘está difícil la cosa’. Sin embargo,  nosotros nunca perdimos el enfoque y como estábamos en la tabla por encima, eran ellos los que tenían presión y por eso nos mantuvimos tranquilos hasta que comenzaron a salir los batazos, nuestro pitcheo pudo aguantar y pudimos remontar el juego”.

Rivales "Duros de matar"
Pese a que muchos pensaban que para un país beisboleros las cosas serían “coser y cantar”, se vio que la dificultad del torneo era evidente. Todos los rivales podían poner en apuros a cualquiera, aunque su tradición beisbolera fuera poco conocida, se probó que el deporte está creciendo y tal como dijo Moya: “eran las mejores 12 selecciones del mundo”.
“Todos los rivales fueron complicados, eran equipos muy difíciles. Eran los 12 mejores del mundo. Aunque tuvimos la oportunidad de jugar mejor ante algunos, no fueron fáciles. El pitcheo de todos los equipos fue muy fuerte, solo que en algunos de ellos su bateo no funcionaba muy bien. Que nuestros muchachos llegaron más entrenados hizo una gran diferencia. Hasta Republica Checa nos estuvo ganando, lo que demuestra que ninguno fue fácil de vencer”, manifestó el manager. 
Futuro esperanzador para el beisbol criollo
Los planes a futuro lucen muy bien en el plano internacional para la selección. La buena actuación de la Sub-23 da pie para pensar eso, por eso el estratega sabe que seguir creciendo es la meta y con buenos torneos se puede lograr ese objetivo.
Moya finalizó diciendo que “la selección tiene varios compromisos: ahora se viene el campeonato Sub-18, más adelante se viene el Premier 12, ese era uno de los objetivos de la Federación, también se viene las eliminatorias en enero para los Panamericanos. De esta selección Sub-23 los jugadores se reincorporarán a sus equipos y a los técnicos la Federación no nos ha informado lo que se vendrá, pero es claro que con estos logros se aspira a seguir creciendo”.


Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario