Cipriano Heredia: Estamos mal y vamos para peor


especial Enrique Meléndez.- Cipriano Heredia, diputado al consejo legislativo del estado Miranda y dirigente de Voluntad Popular, afirma que la política del presidente Nicolás Maduro de abatir la inflación decretando aumentos sistemáticos de sueldos para ser cancelados con dinero sin respaldo, es la misma receta, una receta que no va a funcionar.
¿Usted cree que el presidente Maduro terminará abatiendo la hiperinflación con estos incrementos compulsivos de sueldos; llamados a aumentar la capacidad adquisitiva del venezolano?
-Vamos a adoptar una y otra vez esta receta, y vamos a obtener el mismo resultado. No lo logró hacer ni siquiera el aumento descomunal de salario este año 2018 de 6 mil por ciento; anunciado el 18 de agosto, y que ya, apenas noventa días después, se ha diluido por completo frente al aumento de la inflación.
-Esta receta de no enfrentar las causas de la inflación sino de hacer populismo; subiendo el sueldo una y otra vez; aumentando el cestaticket una y otra vez; depositando cualquier gran cantidad de bonos una y otra vez; lo que hace a la larga es empeorar el problema de la inflación.
-El dilema del venezolano no es cuánta plata tiene en el bolsillo. Puede llegar a ser mucha cantidad; inimaginable. El dilema es qué compras con eso; cuántos artículos logras comprar, con lo que tienes. De modo que sería preferible que tuviéramos menos dinero pero que pudiéramos adquirir más bienes, y no al revés; que es lo que está pasando; que cada vez hay más dinero pero que con más dinero, adquirimos menos bienes.
-Los aumentos compulsivos, sistemáticos, descomunales de sueldos, cíclicos, no resuelven el problema, y no atacan las causas de la inflación. Así que la respuesta a tu pregunta es un rotundo No: no va a lograr Maduro abatir la inflación mientras siga por el camino de generar dinero inorgánico; de mantener un desequilibrio en las cuentas fiscales del país y, además, seguir violando la autonomía del Banco Central de Venezuela; al mismo tiempo que ataca al sector privado y disminuye la productividad de bienes y servicios en el país.
¿Será que los asesores del presidente Maduro no le advierten sobre esos resultados?
-En ese momento; cuando Maduro anuncia el aumento del 6 mil por ciento; que pasó de 3 millones a 180 millones de bolívares fuertes: una cantidad bastante importante; eso hizo temblar a la empresa privada a un punto que muchos locales comerciales pequeños; así como empresas pequeñas no volvieron a abrir; con el consiguiente despido masivo de trabajadores porque los patronos no podían costear los nuevos sueldos.
-Según el anuncio de Maduro, se iba a desaparecer el déficit; se iban a equilibrar las cuentas; lo cual era una contradicción, y muchos lo advertimos en ese momento. ¿Cómo vas a acabar con el déficit fiscal, según lo estás diciendo, cuando al mismo tiempo estás anunciando un aumento de salarios, y estás diciendo que vas a pagar el diferencial entre los tres millones y los ciento ochenta millones; lo cual era una carga para el gobierno enorme?
-Entonces, era una contradicción anunciar la desaparición del déficit porque ibas a equilibrar las cuentas y, al mismo tiempo, declarar que tú asumías la carga laboral de, prácticamente, todo el país. Efectivamente, como lo advertimos muchos, se trataba de una medida poco creíble que el Gobierno fuera a acabar con el déficit fiscal; que pudieran equilibrar los activos con los pasivos; mejor dicho, los ingresos con los gastos. Bueno, aquí está el resultado.
-El resultado es que tuvimos una inflación de 233% en agosto; de 223% en septiembre; de 150% en octubre; todavía no tenemos la cifra de noviembre; pero me imagino que la de este mes ha sido un poco mayor que la de octubre, y vamos a cerrar el año, lamentablemente, de acuerdo a la proyección que hizo el FMI en más de un millón por ciento.
-Eso ya es un hecho. Ya en noviembre debe ser así y si ya en noviembre llegamos a un millón por ciento; eso significaría que vamos a cerrar el año con más de dos millones por ciento. Lo cual es una barbaridad. Vamos por muy mal camino, y todo indica que todo va a empeorar.
¿Cómo ve usted el hecho de que el presidente Maduro haya anunciado que uno de los bonos que otorgará a los pensionados y jubilados del Seguro Social será en petros?
-El petro es una estafa. Como referencia sirve para este tipo de cosas; como las que ellos han inventado; por ejemplo, un salario mínimo es medio petro. Para subirlo de 1 mil 800 soberanos a 4 mil 500, entonces lo que hizo Maduro fue ajustar el petro a 9 mil bolívares. Un aumento de 150%; totalmente, previsible; que era lo que iba a ocurrir, porque ya esos 1 mil 800 bolívares, que hace tres meses, más o menos, era una cantidad significativa, hoy en día no significan nada.
-Tú no compras con eso ni dos cartones de huevos. En este momento el salario mínimo en Venezuela está por debajo de cinco dólares; tomando en cuenta lo que ha ascendido el mercado paralelo en estos días. Entonces, estamos en una realidad completamente complicada, y yo creo que va a empeorar ahora.
-Te repito: el petro es una estafa. El petro es una figura manipulada por el régimen; mediante lo cual están tratando de solucionar su problema financiero; debido a que acabaron con el aparato productivo del país; acabaron con Pdvsa; que era la industria que más dólares producía en Venezuela. De hecho, de cada cien dólares que se exportan en Venezuela en mercancías; 96 provienen del petróleo; pero hoy en día apenas estamos produciendo un poquito más de un millón de barriles; cuando en otras épocas llegamos a producir más de tres millones de barriles.
-Entonces, el haber acabado con el aparato productivo interno; al haber acabado con la principal empresa pública del país; como Pdvsa; que era la que suministraba los dólares; de modo que el Gobierno se quedó sin dólares, y fue cuando inventó lo del petro; en un momento, además, en que acumulas sanciones internacionales, a propósito de los problemas financieros que arrastra; ya estamos morosos; no nos quieren prestar. Nos están ejecutando bienes en el exterior, por los problemas que arrastra Venezuela como país deudor.
-Entonces, se inventa este petro; que es una estafa, y el que invierta en petro no está sino llevando al Gobierno a salir del problema. Por lo tanto, no hay que comprar petros ni aceptar petros. Yo creo, por lo demás, que los trabajadores están muy conscientes de eso; entre otras cosas, porque ni siquiera saben muy bien qué hacer con esa moneda virtual. Porque para ellos se trata de una cosa extraña; tecnológicamente, un poco incomprensible.
-No se sabe ni siquiera cómo transar en petros. Es una operación complicada para una persona que no sabe manejar un cierto nivel de tecnología. Aparte, de que todo el mundo entiende también lo que te estoy diciendo: el petro es una estafa y es un truco del Gobierno para buscar una vía al financiamiento.
-Por otra parte, quiero aprovechar para recordarte que hay una ley de cestaticket para los jubilados y pensionados del Seguro Social; que sería bueno que el Gobierno la comenzara a cumplir, y a otorgar de este beneficio a personas que bien se lo merecen.
¿Usted cree que el país puede soportar un año más en situación hiperinflacionaria?
-Eso depende de cómo ataques el fenómeno hiperinflacionario. Si tú quisieras atacarlo por la vía correcta, en cinco o seis meses pudieras tener un ritmo de comportamiento de los precios interesante. Pudieras bajar la inflación a tres dígitos; luego a dos y, finalmente, a uno; que es una inflación muy moderada, y que es la que tiene la mayor parte de los países del mundo: inflaciones de un dígito.
-Incluso, hay países por debajo de uno por ciento; como hay otros que están por el orden del tres o cuatro por ciento. Bueno, eso es lo que varía a diario en Venezuela: inflación entre tres y cuatro por ciento; que constituye, te repito, el acumulado inflacionario de un país en un año, y, efectivamente, porque manejan su economía de una manera distinta.
-Tú no puedes combatir la inflación a punta de emitir más dinero inorgánico; tú no puedes combatir la inflación con políticas salariales. Porque lo que estás es echándole más gasolina al fuego. Porque eso es más dinero para la calle sin mayor producción de bienes y servicios.
¿Qué cree usted que puede ser la solución en este caso?
-La forma de combatir la inflación la estableció Milton Friedman desde hace muchos años: dejar de emitir dinero inorgánico; equilibrar el déficit fiscal (controlar el gasto público); en el caso venezolano habría que agregarle una tercera medida: hay que devolverle la autonomía al Banco Central de Venezuela; que en este momento no existe. Funciona como un ministerio más del régimen.
-Por último; eso, que es por los lados del dinero, tienes que equilibrarlo por los lados de los bienes y servicios, es decir, tienes que controlar el dinero y, al mismo tiempo, tienes que producir más bienes. Si tú te vas por esa receta entonces tú lograrás que aquí no haya más inflación en el futuro.
-Ahora, que tu receta sea manejar esto a punto de aumentos sistemáticos de sueldos siempre estarás echándole más gasolina al fuego de la inflación. Por cierto, uno antes veía a los dirigentes sindicales luchando por aumentos de sueldos; luchando por sus reivindicaciones laborales; que si el bono, que si aquello; mientras que hoy en día uno ve que tienen más conciencia en la circunstancia de que la solución de fondo no es lograr un aumento; porque a la larga se diluye; como acaba de suceder: un aumento de seis mil por ciento que se diluye en menos de tres meses. Eso no cabe en la memoria de nadie.
-Yo creo que los dirigentes sindicales han comprendido que Maduro no está en capacidad de resolver los problemas del país, y que la solución de fondo es la salida suya de la presidencia, y, afortunadamente, el 10 de enero es el día final del lapso de la misma.

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario