Más sobre el cura pedófilo de Maracaibo: Comenzó su abuso con la niña cuando tenia 9 añitos


cura-pedófilo

La familia del sacerdote pedófilo del Zulia Iván Merino Padial al parecer conocía a la niña de 12 años que fue abusada sexualmente por el cura durante unos tres años y le daban “me gusta” a las publicaciones que la menor compartía en Instagram.
Las redes sociales son un medio de comunicación e interacción entre personas que comparten actividades, informaciones, intereses comunes y hasta relaciones de amistad o sentimentales. Sin embargo, ¿Qué ocurre cuando la persona que maneja una de estas cuentas no tiene aún la madurez para discernir entre amistades y “depredadores”?¿Quién asume la responsabilidad de salvaguardar a los menores de los seres cuyas desviaciones apuntan hacia la pedofilia y pederastia?
Cada caso descubierto se va convirtiendo en viral, sin embargo, la legislación venezolana carece aún de sanciones y castigos ejemplarizantes contra quienes cometen este tipo de delitos, tratándose de un civil cualquiera o de alguien perteneciente a uno de los poderes representados en nuestra sociedad.
El hermano y la madre del padre le dieron “Me gusta” a más de una docena de fotografías que la menor publicó en una de las dos cuentas de Instagram que manejaba, y que aún no ha sido eliminada, como ocurrió con el usuario en la que aparecían fotos de la niña con el sacerdote y que se hicieron virales según reseña de El Pitazo.
José Raúl Merino Padial, hermano del cura, es abogado y reside en Granada (España). De las 67 fotos que subió la niña en la cuenta, le dio “Me gusta” a 31 sin que la joven le hubiese etiquetado.
La madre del sacerdote, Felisa Padial Guerrero, también es seguidora de la cuenta de la víctima y le otorgó “like” a 20 posts. En ninguna de las publicaciones, la menor le etiquetó.
La madre y el hermano de Merino Padial tienen más interacciones que el propio sacerdote pedófilo en la segunda cuenta de la niña, que comenzó a usar el 1 de mayo, justo dos meses después de la última publicación que hizo con el usuario en el que el sacerdote le contactaba.
En esta cuenta, el cura miembro de la orden de los Agustinos Recoletos fue más comedido. Nunca le comentó una fotografía y se limitó solo a darle “like” a 10 de las 67 publicaciones.
Merino Padial fue el primero en darle “Me gusta” a la fotografía con la que la niña inauguró la nueva cuenta, en cuya publicación no etiqueta a nadie. El segundo en darle “like” fue precisamente el hermano del sacerdote.
En realidad podría señalarse que esos “Like” tienen poco o nada que ver con alguna actitud que señale complicidad por parte de los familiares del agresor, sin embargo, correspoderá a los cuerpos de investigación determinarlo.
La niña, que estudia primer año de bachillerato, no tiene publicada fotografías con su madre o hermana, pero tampoco con el cura. Solo aparece con amigas y en actividades de la iglesia.
El sacerdote de la iglesia María Inmaculada está detenido desde el sábado 24 de noviembre en la noche, cuando funcionarios de la brigada motorizada de la Policía del estado Zulia lo encontraron dentro de su carro marca Volkswagen, al norte de Maracaibo, manteniendo una relación íntima con la víctima.
El abuso hacia la estudiante de primer año de bachillerato comenzó hace tres años, cuando tenía nueve, según indica una nota de prensa del Ministerio Público. En este comunicado se informa también que el Tribunal 1° Control de violencia contra la mujer dictó el martes la medida de privación de libertad a Merino, tras ser imputado por la Fiscalía 35° de Zulia por el delito de abuso sexual continuado.
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario