Lo que se dice a unas horas del Real Madrid-Barcelona, te va asustar



El Clásico entre Real Madrid-Barcelona, es noticia esta semana en el fútbol español. Pero, también, llega a Italia. Y, en especial, a la Juventus de Turín dónde está Cristiano Ronaldo muy atento a lo que pasará mañana y el sábado en el Santiago Bernabéu.
Cristiano era determinante
El portugués era uno de los grandes atractivos de este tipo de partidos cuando estaba en el Real Madrid. Diez años jugando en Chamartín dieron para ver muchas exhibiciones del de Madeira ante el eterno rival.
Sin embargo, en esta ocasión lo verá desde la lejanía. Y es que CR se marchó del equipo blanco por sus discrepancias con Florentino Pérez y por las dudas que le generaba el nuevo proyecto de los madridistas, con la marcha de Zidane. No se equivocó mucho y es que el Real Madrid está teniendo una temporada complicada e irregular.
Messi marca la diferencia
No obstante, un Clásico es un partido diferente y Cristiano lo sabe. Aunque, apuntan desde Italia, que él ve claro favorito al Barça. Más que nada porque antes estaba él en el equipo merengue y Messi en el Barça. Ahora, sólo está Messi y eso decanta la balanza, cuentan desde el entorno del luso.
Vaticina año en blanco
Si se cumplieran sus predicciones, el Real Madridvolvería a tener como objetivos la Liga y la Champions para los últimos meses de la temporada. Y con el campeonato liguero, prácticamente, imposible por la diferencia con el equipo catalán. La Champions, vuelve a ser el palo ardiendo al que se agarra un año más, pero alguna temporada saldrá cruz y hay equipo mucho más en forma que el de Solari.
Cristiano vaticina un año en blanco y sería el primer gran fracaso de Florentino Pérez, tras dejarle escapar este verano. Algo que no haría más que ensalzar el ego y la importancia del luso.

Modric tiene una trifulca bestial a 24 horas de Clásico: “Se fue a por él como un loco”

El croata sale en defensa de un compañero suyo
Gareth Bale dio la victoria al Real Madrid en el partido ante el Levante del pasado domingo. Sin embargo, por eso no fue protagonista. El galés, primero se negó a seguir calentando en la banda cuando vio que el elegido era Valverdey, después, dejó un feo gesto a Lucas Vázquez para la historia del equipo madridista.
El feo gesto de Bale
EL extremo gallego fue a abrazar a su compañero, tras el tanto de penalti, y éste le quitó las manos. Una acción que sorprendió a todos y que deja claro que la relación de Bale con el vestuario no es la mejor.
Las causas del enfado
Y es que, el británico está molesto por su suplencia en los últimos partidos importantes. También no le gustaron las declaraciones de Marcelo y Courtois sobre su mote en el vestuario y su nula adaptación al resto de sus compañeros. Esas pudieron ser algunas de las causas de su enfado en el Ciutat de Valencia.
La pelea de Modric
Al llegar al vestuario, Sergio Ramos la tomó con él. Según cuentan fuentes de dentro del club, hubo gritos e insultos. Una situación que descolocó a Luka Modric, gran y único amigo de Bale en el vestuario.
Por eso, el croata no dudó ni un momento en ponerse de lado de Gareth y recriminárselo al sevillano: “Se fue como un loco a por él”, apuntan desde dentro del club.  Y es que el mediocentro balcánico le tiene muchas ganas al capitán. Ya que está harto, como otros miembros de la plantilla, de las exigencias y mandatos del camero y que sólo tenga gestos buenos con los de su ‘clan’.
Todo esto sucede a 24 horas de un Clásico. Probablemente, el partido más importante de lo que llevamos de temporada. Mal momento han elegido para las discusiones y enfrentamientos. A Solari se le divide el vestuario y, esta vez, no sabe cómo ocultarlo.

Sergio Ramos recibe una orden de Florentino Pérez (y va de Piqué) para el Clásico

El primer Clásico de la semana está a la vuelta de la esquina y el Real Madridha puesto el foco en este encuentro, teniendo en cuenta que en el de Liga del próximo sábado parece menos vital por la diferencia de puntos entre ambos equipos en la clasificación.
Por eso, Florentino Pérez ya se ha puesto en contacto con Sergio Ramos, el capitán de la plantilla, para emitir una orden clara: parar a Messi y hacer del Bernabéu un infierno para Gerard Piqué.
Messi es el temor
La estrella argentina es el principal temor del equipo de Solari, después de la exhibición del pasado sábado en Sevilla. El ‘10’ culé no jugó los 90 minutos en el partido de ida por arrastrar unas molestias y los de Valverde lo notaron. Su salida en la segunda parte agitó el encuentro y se crearon las mejores ocasiones del Barça.
Además, en el club blanco saben que si se desactiva a Messi hay muchas posibilidades de poder pasar a la final de la Copa del Rey. Y es que, en las ocasiones que el argentino se ha ausentado esta campaña, el Barça ha tenido muchos problemas para sacar los partidos adelante. Ya pasó en la ida de los octavos y cuartos de esta Copa.
Un infierno para Piqué
No obstante, hay otra orden: que Gerard Piqué se sienta muy incómodo. El central del Barça es uno de los más odiados por la afición madridista. Cada cierto tiempo decide incendiar la relación entre ambos clubes con actos o declaraciones que hacen saltar chispas.
Por la cercanía de este doble duelo o por la casualidad, Piqué se ha pronunciado hasta en dos ocasiones, en la última semana, criticando al Real Madrid. El catalán ha vuelto a poner patas arriba el Clásico y Florentino no quiere que, esta vez, salga con una sonrisa en la cara. Y para evitarlo ya se lo ha comunicado a Sergio Ramos, cuentan desde dentro, reseña DiarioGol
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario