En Salvador Rivera los cortes de luz duran hasta 9 horas



La falta de agua en muchos sectores de la cuidad ha hecho que los ciudadanos se vean obligados a buscar el vital líquido en afluentes o tomas clandestinas en el que el mal tratamiento de la misma puede desencadenar epidemias.
Así lo han advertido médicos en el área de infectología y es que desde que inició la crisis eléctrica el pasado 7 de marzo, la falta de agua se ha agudizado en las comunidades de Maturín que dependen de pozos profundos a través de bombas.
Especialistas señalan que principalmente enfermedades gastrointestinales como diarrea y vómitos son las consecuencias del mal manejo del preciado líquido, es decir cuando no se potabiliza.
Hepatitis A, amibiasis, parasitosis, cólera e incluso salmonelosis y leptospirosis, estas dos últimas enfermedades se dan por la reproducción de alimañas como ratones y cucarachas.
La falta de agua también puede generar sarna y piojos (pediculosis), que se produce cuando la gente no se baña y en los bebés genera dermatitis, señalan profesionales de la medicina.
Las recomendaciones siguen siendo las mismas: tapar los recipientes, potabilizar el agua y mantener la higiene y limpieza. // Jefferson Civira
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario