Producción petrolera de Venezuela cayó en más de 500.000 barriles diarios durante el mes de marzo

Por Dimas Ibarra

Producción petrolera de Venezuela
La caída de la producción petrolera de Venezuela parece indetenible. El país suramericano reportó ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que había bombeado 960.000 barriles por día (bpd) en marzo. Este nivel representa una pérdida de casi 500.000 bpd, con respecto al mes anterior.
La administración de Nicolás Maduro atribuyó este nuevo declive al efecto de las sanciones impuestas por Estados Unidos en su contra y a los cortes de energía que ha sufrido el país en los últimos 33 días.
Por otro lado, el más reciente informe mensual de la Opep establece el nivel de producción petrolera de Venezuela en  732.000 barriles por día. Las cifras publicadas por la organización fueron calculadas con base en "fuentes secundarias". La opacidad con las que el régimen de Maduro maneja los datos económicos y sociales del país, obligan a los organismos internacionales a buscar vías alternas para conseguir la información.
De esta manera, la producción de crudo de Venezuela alcanza un nuevo mínimo de largo plazo. Es la más baja en más de tres décadas, con la excepción del descenso en 2002 y 2003. En esos dos años ocurrió un paro cívico, al cual se sumaron trabajadores de Petróleos de Venezuela. Como consecuencia de ello, la extracción de la estatal se ubicó por debajo de los 100.000 barriles diarios durante varios meses, según cifras del gobierno de Caracas.

Efecto en la OPEP

Esta nueva caída de la producción petrolera de Venezuela ha tenido su efecto en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Ello, al sumarse a los recortes que la organización ha venido impulsando para recuperar los precios del crudo.
La producción del grupo perdió en marzo 534.000 barriles diarios. Así lo indicó el cártel en su informe mensual.

A finales del año pasado, la organización junto a algunos de sus aliados, liderados por Rusia, acordaron un recorte de su producción de 1,2 millones de barriles diarios para intentar provocar un alza de precios.  Esta alianza es conocida como OPEP+.
Los recortes acordados, sumados a este descenso de Venezuela y a una serie de restricciones involuntarias de Irán, han ayudado en el repunte del 32 por ciento en los precios del crudo este año
Con este panorama, Venezuela ha pasado de ser el tercer productor de la OPEP (cuando bombeaba más de 3 millones de barriles diarios) a ocupar el décimo puesto. Ahora se ubica sólo por delante de Ecuador, Congo, Gabón y Guinea.
Respecto al nivel medio de extracciones del año 2017 (1,9 millones de barriles por día), el retroceso actual supera ya el 60 %
Las cifras podrían sumarse a un debate dentro del grupo de productores sobre si mantener los recortes de suministro de petróleo después de junio. Un funcionario ruso indicó esta semana que Moscú quería bombear más petróleo, aunque la OPEP ha señalado que se deben mantener los recortes.
Los productores se reunirán en junio para debatir si o no extender la vigencia del pacto.

PDVSA atraviesa problemas operacionales y financieros

Además de la caída en la producción petrolera, la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) viene atravesando múltiples problemas. Éstos incluyen numerosas investigaciones por corrupción y el impago selectivo a algunos proveedores. Todo ello lleva meses lastrando la ya grave crisis financiera y económica del país. Esta situación resulta contradictoria, si se toma en cuenta que esa nación cuenta con las mayores reservas probadas de crudo del planeta.
La crisis se ha profundizado con las sanciones de Estados Unidos contra el Gobierno del cuestionado presidente venezolano, Nicolás Maduro. Estas medidas restringen la compra de crudo a Pdvsa. De esta manera, la administración chavista dejó de recibir esos ingresos, que constituyen una de las principales fuentes de divisas para las arcas del Estado venezolano.
Esa decisión de Washington se produjo después de que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, asumió el 23 de enero como presidente interino de Venezuela. Esta asunción se produjo con base en la Constitución Nacional de ese país, al considerar ilegítima la reelección de Maduro en mayo de 2018 en unos comicios convocados fuera del marco legal y en en los que fue restringida la participación de los partidos de oposición.

Producción petrolera de Venezuela podría caer aún más

A ello se suma ahora el efecto de la crisis eléctrica que se inició el pasado 07 de marzo con un apagón general en el país. De esta manera, la producción de petróleo local se encamina a una caída de más de 500 mil barriles por día en cuestión de semanas. Ello, si no se reactiva al 100% la generación desde el complejo hidroeléctrico Simón Bolívar. Así lo había estimado días atrás Wills Rangel, director externo de la petrolera y presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv).
El sindicalista aseguró que en la Faja Petrolífera del Orinoco se producen unos 300.000 barriles por día debido a los efectos de los cortes de luz prolongados. Además, dijo que se espera organizar el plan de racionamiento eléctrico, anunciado por Nicolás Maduro, para coordinar la producción de los pozos.
De mantenerse esta coyuntura, la producción petrolera de Venezuela podría continuar su sostenida caída.

Para más información visite Energía16

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario