Informe de la ONU sobre Venezuela habría sido reescrito tras publicar “datos falsos”

Jhoan Meléndez- Luis Francisco Cabezas, director general de Convite, señaló a través de un hilo en Twitter que el reciente informe de la ONU sobre la situación de Venezuela, habría sido reescrito tras publicar “datos falsos” sobre la crisis venezolana.
“Hay cosas que quedan claras, otras no tan claras. Hay suposiciones y no verdades. El informe deja claro que en Venezuela hay una emergencia humanitaria y la reconocen abiertamente dejando atrás la política de simulación de normalidad que en el último año se convirtió en el mantra de las agencias; en el panorama de la situación se describe una situación humanitaria que va escalando, sin embargo se le atribuye a los “cortes eléctricos” buena parte de la responsabilidad de nuestra actual situación, es bueno dejar claro que antes de los apagones ya nuestra situación era precaria”, dice Cabezas.
Continúa: “El panorama habla de un cierre de fronteras desde el 23 de Febrero no dejando claro que fue un cierre ordenado por el régimen, que expone a las poblaciones fronterizas que hacen vida en una frontera viva, allí quien generó el problema fue quien cerró la frontera”.
“El informe habla de una respuesta pero no deja claro si se activará abiertamente la respuesta humanitaria de Naciones Unidas con el nombramiento de un Oficial de País, que debería no ser el mismo coordinador residente”.
“En el tema de salud hablan de entregas sin decir a qué hospitales se refieren, llama poderosamente la atención de que no hablen de la malaria cuando es nuestra principal epidemia y hablan de prevención pero no queda claro que pasa con los miles de personas con malaria, sarampión y difteria. La vacuna previene pero no hace nada sobre quienes ya padecen la morbilidad, no se habla de que hacer en zonas mineras y comunidades indígenas”, alega Cabezas.
En ese sentido explica: “En el tema de VIH, ya las organizaciones del área se encargaron de desmentir lo dicho en el primer paper, que hablaba de 10.000 millones de pastillas y luego en el segundo de un plumazo bajaron a 1.600 millones”.
“Finalmente, el montaje de un informe que luego termino siendo desmontado por otra versión, deja muy mal paradas a las agencias y a quienes publicaron ese informe, deja dudas razonables con respecto a la imparcialidad de quién es responsable del mecanismo pero a la vez deja saber que la sociedad civil está alerta y no permitiremos este tipo de desatinos o al menos los denunciaremos”, finaliza el hilo de Cabezas.
Dicho informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) reveló que: “7 millones de venezolanos necesitan ayuda humanitaria, 1,9 millones de personas requieren asistencia nutricional, entre ellas 1,3 millones de niños menores de cinco años; las enfermedades prevenibles como la tuberculosis, la difteria, el sarampión y la malaria han resurgido, con 2,8 millones de personas en necesidad de asistencia médica, incluidos 1,1 millones de niños; unos 4,3 millones de venezolanos requieren asistencia de agua y saneamiento, entre ellos un 17% de los más pobres que no tienen acceso a agua potable, o la reciben solo una vez cada dos semanas”.
Además sentenciaron que 460.000 venezolanos han solicitado formalmente asilo en el extranjero, en su mayoría en los países vecinos de América Latina, casi un millón y medio han conseguido otros tipos de visa que les permiten estudiar y trabajar y “muchos otros siguen en situación irregular”.
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario