LA CRÓNICA desde San Felipe; PELETE¨ HÉROE DE SAN FELIPE... Willians Ojeda Garcia


LA CRÓNICA desde San Felipe-Estado Yaracuy-Venezuela

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, sombrero y primer plano

¨Pelete¨, así de sencillo, identifica a uno de los héroes populares de la ciudad de San Felipe, de esos personajes serviciales con tantas anécdotas y cuentos que pasan anónimos para la historiografía mezquina que suele ocuparse solamente de próceres de campo y de estatuas mudas sin tomar en cuenta esos valores , humildes, pero son personalidades merecidas del pueblo y para el pueblo.
José Maldemodis Parra! ¨Pelete¨ para todo el mundo!, auténtico señor que ha sobrevivido penalidades de la vida, nació en Boraure, Municipio Trinidad-Estado Yaracuy, 9 de Abril de 1936 cuando recién asumió el gobierno de Yaracuy el Comandante Gabriel María Reyes Zumeta.
Eran días de malestar económico por los bajos precios de productos de exportación como el café. Fueron sus padres José Miguel González y Estefania Parra. Con tan sólo un año de edad, su madre se enferma y va a los brazos de su abuelita Paula Aréjula. Lo llevan al barrio ¨El Panteón¨ de San Felipe donde comparte su existencia con la respetada familia Camacaro, entre varios hermanos.
Conoció los vestigios de la iglesia del entonces caserío Boraure elevada en el siglo XIX y destruida en 1956 para darle paso a otro templo donde se venera la Santísima Trinidad, cuyo nombre se adopta para el nuevo municipio creado por decreto legislativo el 05 de Noviembre de 1993. Todos estos episodios de la vieja comarca los vivió ¨Pelete¨.
A los 12 años comenzó a trabajar para el Central Matilde limpiando sembradíos de caña a machete limpio, otras veces deshojando maíz a pleno sol en algún conuco. Un trabajito duro pero honrado pues buscaba la arepa que mitigara sus ansias de vivir y ayudar a la abuela y tias Esther y Julia quienes lo criaron en un hogar estrecho en recursos económicos, pero honesto. Limpiaba patios por tres reales para comprarse los trapitos en aquella época cuando cinco huevos de gallina criolla costaban apenas doce céntimos cada uno, más dos cambures de ñapa que le daba el pulpero.
¨Pelete¨ es familiar directo de un famoso personaje de leyenda en Yaracuy: Faustino Parra de quien se dice fue un hombre valiente ¨cuatriboliao¨ con rasgos indio nacido en Las Pavas en 1858 durante la guerra federal, cerca de Guama, considerado por muchos como un rebelde guerrillero abrazado al liberalismo que vestía traje de liquiliqui en fino blanco, usaba tremenda carabina que le regaló Eureano Lugo y, ¨ por si las moscas , se calzaba al cinto un revólver cacha negra cañón largo Smith Wesson y un puñal de 18 pulgadas para defender a los pobres.
Faustino Parra, asesinado en 1904, es leyenda viva y ¨Pelete¨ se siente orgulloso de llevar su sangre. Nos cuenta ¨Pelete¨ que él siempre iba a los toros coleados de San Felipe donde se encontraba el pueblo celebrando con alegría las festividades en honor al triste Santo Felipe, también se celebraban los rituales de la Cruz de Mayo la cual está en el barrio El Panteón construida por el maestro Gerdel en Valle Hondo todo un símbolo de redención con sus velorios y misales para propiciar buenos augurios y pedir protección a la virgencita.
Dice ¨Pelete¨ que esa tradición se ha transmitido en generaciones, recordando que gente del pueblo vestía la cruz con las primeras flores del año que se recogían en patios del vecindario como vinculo con la tierra y las lluvias... Y él puso sus manos y corazón para vestir la cruz, escuchar los cánticos, salves y décimas para luego romperse el luto con canciones populares mientras guisos generosos de las abuelas panteoneras aliiñaban el condumio común.
Un día se metió a la manga de coleo ¨Manuel Rodríguez Cárdenas de San Felipe cuál Manolete tratando de agarrarle el rabo a un enorme toro, bien redondo, sin miedo. Lo hizo una y otra vez luego que los osados jinetes revolcaban a los toros manoseándole el rabo con destreza. Eso le gustó. Y se consiguió una vieja cabeza de un toro disecada y en algún lugar del vecindario la enlazaba con un mecate practicando a la calladita, cinco horas diarias.
Y en esa manga de coleo desafió a un toro negro ,grueso ,amarrándole el cuello y a pesar de que el bicho brincaba asomando sus filosos cachos, ¨Pelete¨ se lo llevó para los corrales. 
Ganaderos como Juan Lavieri, Luis López, los hermanos Vetri y hermanos Montañés le daban sogas para que agarrara a los animales y por cada tarde le pagaban algunos churupos. Y ¨Pelete¨ comenzaba a conocerse por todas partes, en cada manga de coleo estaba su valiente presencia y su soga rebelde.
Y en aquellos días en la ciudad eran famosos dos toros. A uno lo llamaban Fidel Castro, era bravísimo, de color oscuro, un cebú de mala fama con cachos de ferias, y otro que mentaban popularmente como Älkazelcer¨ que pastaba en montes de Las Delicias cerca de Nirgua y decían que era del Gobernador Cordido , toro éste que a más de un caballo mandó al cementerio. ! Peligrosísimo ese toro !. .
Los jinetes lo veían con cautela pues varios sufrieron sus embestidas con fuerza de tractor y con caballo y todo fueron a parar a la enfermería, tal como le ocurrió al famoso coleador Manuel Rodriguez ËL Cubano¨.
En una fiesta en honor a San Rafael Arcángel se levantò una manga de coleo con bambú por allá en la Séptima Avenida en la capital del Municipio Independencia. Y alli llevaron al peligroso Älkazelcer¨ precedido de un feo y criminal expediente. Se ofreciò un premio de 500 bolivares ! un realero para la época! para la persona que sometiera al enorrme toro..
Aquello fue un alboroto. Y se presentó ¨Pelete¨ con su mecate mirándole los ojos a la bestia parecida a la cabeza disecada que tenia en su casa. El hombre se amarrò los pantalones, sin culillo, y junto a Manolo Maya se enfrentó al desafiante cuadrúpedo, tan grueso como un hipopótamo. ¨Pelete¨lo enlazó, lo tumbó , la maiantó y hasta le amarró ¨las bolas¨al toro. !Tremenda sorpresa! . 
El público deliraba, gritaba dándoles vivas a ¨Pelete¨, todo un Goliat pavoneándose orgulloso por la manga, de punta a punta como un héroe Gobernador Cordido le diò los 500 bolívares en billetes amarrados con ligas, era como un premio ¨Kino¨ de la  Loteria de El Táchira de hoy. El toro fue desamarrado y llevado sin que sufriera nada a pastar en el campo. Tiempo después se supo que a Älkazelcer¨ le sacaron cría de campeones.
NOTA: más adelante seguiremos hablando sobre ¨ Pelete¨, sus cuentos y anécdotas.

Centro de Historia del Estado Yaracuy-ICEY
williansyaracuy@hotmail.com 0416-8519938

Esta crónica pueden compartirla con quienes lo deseen, es libre. 

Defender a los pobres



Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario