Hurgando. OTRA FIESTA... Julio César Hernández Carrera


Hurgando
Resultado de imagen para María Madre de la Iglesia
Via, web.
Julio César Hernández Carrera
Más de 200 países en todo el mundo celebraron, por primera vez, el pasado 10 de junio, el día de María Madre de la Iglesia, cumpliendo así con un decreto del Papa Francisco teniendo como justificación que Cristo nunca ha olvidado el papel de la mujer teniendo como emblema a María, no solo madre de Cristo sino de la iglesia. Tuvimos el privilegio de ver la primera misa de ese memorial, simultáneamente en más de 200 países, a las 8 a.m., de ese 10 de Junio, por EWTM  (TV de E.U). Aquí en San Felipe. 

Esta fiesta fue instituida para el día después de Pentecostés, porque María se  sentó en el aposento Alto orando con los apóstoles. Después de más de 2 mil años se le consigue a ella en el Santoral Romano con distintos títulos, según el padre Mateo Mary, quién ofició esa primera misa, indicando que Jesucristo le dio  ese honor a ella, por ser inmaculada, preservada del pecado original, sintiendo honor y respeto por su madre logrando Su Hijo perfecto; siendo así el cuerpo místico de la iglesia por lo que la iglesia es inseparable de Cristo, por ello María es la Madre de ese cuerpo místico. 

Dios nos manda a honrar a padre y madre, ello nos han dado la vida. María es el símbolo perfecto, estamos obligados a emularla en su amor por su Hijo Jesús, lo mismo que a sus virtudes siendo cada vez más como Ella, puesto que es  el símbolo perfecto de Jesús. Los Papas siempre han sabido valorar a la Virgen María, dijo el Padre Mateo e hizo referencia a expresiones de Pablo VI, al comentar que por su valentía y obediencia merece ser enaltecida siempre. Ella cumplió fielmente los designios del discípulo de Cristo, encarnó las bienaventuranzas proclamadas por Cristo. Con el decreto del Papa Francisco creando esta nueva fiesta la feligresía universal se dirige con más ardor a la Virgen  María, un gran modelo en la búsqueda de Cristo y de su caridad, así todos los fieles se sentirán más unidos a Ella y su Hijo, y al mismo tiempo fervientes en caridad hacia nuestros hermanos, y en defensa de la justicia, la libertad y la paz.

En estos momentos cuando Venezuela vive una aplastante pobreza esta Fiesta de María Madre de la Iglesia, es una oportunidad propicia para orar ante ella y pedirle que interceda ante su Hijo para que no aparte sus ojos de Venezuela que reclama libertad y paz. Es el momento de la unión del cuerpo místico de la iglesia impulsado por la luz del Espíritu Santo y la valentía de María. Entender que esta no es una fiesta sino una veneración por el amor y virtud de reconocimiento de la verdad permaneciendo cerca del modelo perfecto y de la madre de la iglesia.

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario