La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos 
publicó hoy un informe sobre la situación de Venezuela en 
el que instó al régimen de Nicolás Maduro a tomar medidas
 paras “detener y remediar las graves vulneraciones de 
derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales”.
El documento denuncia que en el último decenio, especialmente desde 2016, el régimen de Maduro y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”.
El informe, que mañana viernes presentará la alta comisionada Michelle Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos reunido en Ginebra, advierte de que, “si la situación no mejora, continuará el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país”, que supera ya los cuatro millones de personas.