ALNavío: El ministro de la Defensa de Venezuela le envía un extraño mensaje a Maduro y Guaidó



ALNavío: El ministro de la Defensa de Venezuela le envía un extraño mensaje a Maduro y Guaidó

El ministro de la Defensa de Maduro no puede ocultar que es un activista del chavismo, y del propio Maduro. Cada vez que habla, lo hace con los códigos del militante, o del jefe de uno de los grupos que sostiene a Maduro en el poder. No es verdad cuando dice que defiende la Constitución y a la Patria. Sobran los elementos que lo desmienten. Sin embargo, Padrino López acaba de lanzar un mensaje que tiene su piquete.
El general Vladimir Padrino López dice que la oposición debe regresar a la mesa de negociaciones. El ministro de la Defensa de Nicolás Maduro parece -sólo parece- que pasa por alto que fue Nicolás Maduro quien ordenó a sus delegados no asistir a la sexta ronda convocada la semana pasada en Barbados. A quién le cabe que Padrino López ignora lo que en realidad ocurrió, y que no esté al tanto de los detalles de la mesa permanente de negociaciones.
Padrino López le dice a la oposición: Siéntense a la mesa. Vayan a la mesa diálogo “a la que siempre ha llamado el Presidente para dirimir nuestras diferencias”. El general afirma: “Dejen la mezquindad, la ruindad de un lado”. ¿A quién se lo dice? ¿Es a la oposición? ¿Es al propio Maduro? Las preguntas no están de más. Porque se sabe que:
La Fuerza Armada quiere la negociación.
La Fuerza Armada no quiere una salida violenta.
La Fuerza Armada prefiere la solución electoral.
La Fuerza Armada no quiere que la crisis se prolongue.
La declaración de Padrino López se da en el marco de la recolección de firmas contra la Orden Ejecutiva de Donald Trump que impone severas restricciones al régimen de Maduro y prohíbe y alerta a empresas y países a hacer negocios con Maduro. Padrino López se pronuncia contra el bloqueo. Padrino López ataca a la dirigencia opositora por apoyar las sanciones, y ese discurso va en la línea del discurso de Nicolás Maduro y de Diosdado Cabello, presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, y amigo del ministro de la Defensa.
Pero Padrino López también dijo: “Cada vez que se sientan a dialogar en Barbados, nosotros nos alegramos”. La frase es coherente con lo repetido. Que la Fuerza Armada es uno de los factores que presionaba -y sigue presionando- para que la negociación se llevara a cabo. El “nos alegramos” de Padrino López no es simbólico. Porque de pronto se creyó posible que se avanzaba en la negociación, y hasta se abrigaban esperanzas de un acuerdo antes de fin de año. Las expectativas habían escalado en el país, hasta que Maduro rompió. Juan Guaidó ha dicho: Maduro salió corriendo de la mesa, y ha dicho, Guaidó, si hay que volver, hay que hacerlo. Y los rusos han dicho: Guaidó y Maduro están condenados a negociar.
Padrino López, informado como está, sabe que Maduro ordenó la retirada de la negociación. Y sabe que la Orden Ejecutiva fue la excusa perfecta. Y sabe que el punto que trancó las negociaciones fue aquel de las elecciones libres sin Maduro en el poder. De modo que conociendo lo ocurrido, el mensaje no es solo para la oposición. El mensaje del general es también para Maduro. Pues Padrino López ha debido escuchar el fin de semana a Maduro decir esto.
– Por eso tomé esta decisión el miércoles. Ya estaba la delegación. Ya estaban Stalin González, (Fernando) Martínez Mottola, Gerardo Blyde, Vicente Díaz, ya estaban en el hotel en Barbados, en sus suites, esperando nuestra delegación de trabajo encabezada por Jorge Rodríguez. Y yo le dije a Jorge Rodríguez, luego de este golpe de Donald Trump, así no. Anúnciales a los noruegos que a esta jornada no vamos a asistir y nos declaramos en protesta general.
Padrino López sabe, por lo demás, que la negociación no está del todo rota. Solo que como dice Noruega: se retomarán cuando las partes quieran y cuando la discusión arranque desde una posición realista. Y esa posición realista, lo sabe Padrino López, son las elecciones.
El general afirma que la Fuerza Armada no cambia de bando y que va a haber elecciones de acuerdo con lo que diga la Constitución. Si esta fuera una última y definitiva palabra, ¿para qué seguir la negociación? ¿Para qué decirle a la oposición que dialogue? ¿Para qué volver a la mesa? Porque Padrino López entiende que, de retomarse la mesa, habrá que partir del punto de las elecciones libres, y sin Maduro en el poder.
Podemos conjeturar que Padrino López está enviando un mensaje a todo el espectro político, incluyendo al chavista, puntualizando, por lo demás, que “nosotros queremos el bien para todos… Mientras haya respeto mutuo, la Fuerza Armada respalda y aplaude esas medidas”. O sea, la negociación.
Fuente: El Carabobeño / EB
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario