Poca comida y sin proteínas reciben pacientes recluidos en el Humnt



Familiares que tienen algún pariente recluido en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar, denuncian que lo que reciben los pacientes como alimentación es muy poco para poder recuperarse, pues cada vez es menos la cantidad de comida que entregan.
“Una taza de mantequilla con dos cucharadas de arroz blanco sin más nada, una arepita que parece una hostia, igual sin nada, con un agua de avena o chicha de pasta es lo que dan a veces”, expresó Carmen Calzadilla, quien tiene un familiar hospitalizado en el cuarto piso desde hace más de un mes.
Señalan que quienes pasan más trabajo son las personas que no son de Maturín, pues al no tener si quiera un conocido en la ciudad, deben depender casi exclusivamente de lo que el centro de salud les aporta.
“Antes traían el desayuno con alguna bebida que normalmente era avena, pero ahora la comida la entegan cerca del mediodía y eso equivale ya a la cena, o sea que uno tiene que traer su comida de la casa. Muchos nos ayudamos como podemos, pero a veces no alcanza y viene algún paciente y pide porque no son de aquí, es fuerte eso”, dijo María Rodríguez.
Otra de las denuncias que hacen tiene que ver con los insumos para operar a los pacientes de traumatología, y es que según dicen a muchos los estarían dando de alta al no contar con implementos para intervenirlos quirúrgicamente.
“Para mi hermana pidieron un aparato que cuesta $800, ¿De dónde saco ese dinero para que le hagan la operación?” se preguntó Rodríguez. //Jefferson Civira
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario