María Rivas: a bordo de una moto y con manduco luchó tenaz contra la adversidad


María Rivas / Cortesía ACN
La carismática rubia del manduco, parrillera de su hermano motorizado, si algo nos dejó fue la alegría y un mensaje motivador digno de su tenacidad contra las adversidades.
Catira con voz negroide, María Rivas fue una representante magnánima de la música venezolana que le cantó a las calles de Caracas, las playas y, sobre todo, a la gente.
Hoy se fue, pero no perdiendo la batalla, porque nos ofrendó una gran legado.
Los seguidores lo agradecemos, pero quienes la conocieron más cercanamente como amigos nos entregan lo más entrañable de su ser.
Nuestro director en Caraota DigitalPedro García Otero, nos contó cómo venía luchando desde hace varios años contra el cáncer.
«Estábamos enterados de los altibajos de la evolución de su enfermedad a través de quien fue su esposo, productor y también amigo, Miguel Chacón. María fue una guerrera contra la enfermedad. Se fajó durísimo, pero durante la última semana el deterioro llegó a niveles por lo que se esperaba que en cualquier momento no aguantara más. Era una gran artista y gran amiga y vecina de San Antonio de los Altos».
No queda más que decir.
Si Juan Luis Guerra cruza el Niágara en bicicleta, mucho menos se puede esperar de María, que seguro ya estará surcando el cielo en moto.
Paz a su alma.
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario